Historia Clínica

En la consulta su médico revisará sus antecedentes y les hará preguntas a ti y a tu pareja para ayudar a identificar posibles causas de su dificultad para concebir.

Por ejemplo para ambos es necesario saber si alguno tiene familiares con algún defecto congénito, si tú, él o algún familiar padecen alguna enfermedad de nacimiento o hereditaria, si les han realizado alguna cirugía en la pelvis o en los genitales, antecedente de tener hijos cualquiera de los dos, infecciones de transmisión sexual, alergias, uso de algún tipo de fármaco o substancias nocivas como tabaco, alcohol y/o drogas.

En el caso exclusivo de la mujer debes esperar preguntas acerca de tus antecedentes ginecológicos ya que son determinantes en la historia clínica como lo son:

  • La edad a la que se presentó tu regla por primera vez.
  • Frecuencia, regularidad y cantidad de la menstruación, si se relaciona o no con dolor pélvico.
  • Presencia de flujo o sangrado vaginal anormal.
  • Embarazos previos.
  • Abortos espontáneos.
  • Procedimientos como legrados.
  • Criocirugías.
  • Electrocoagulación.
  • Métodos anticonceptivos utilizados.
  • Papanicolaou.

Es punto clave para el pronóstico de las parejas que buscan embarazarse; el tiempo que la pareja lleva teniendo relaciones sexuales sin ningún método de planificación familiar.

Es muy importante evaluar todos los factores que puedan afectarte a ti y a tu pareja, ya que el 25% de las parejas infértiles tienen más de un factor que causa infertilidad.

Durante la primera visita, puede que discuta el estrés emocional de la infertilidad, un tema que a menudo es difícil de compartir con la familia y los amigos. Los médicos saben que los procedimientos y las preguntas íntimas involucradas en un estudio de infertilidad pueden ser difíciles. Nunca dudes en comunicar tus inquietudes y frustraciones a tu médico y has preguntas siempre que necesites que el médico aclare algo.

Ultrasonido Endovaginal

¿Qué es?

Es un estudio accesible,  que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para crear imágenes del útero y ovarios en un monitor a través de un transductor.

¿Cómo lo hacemos? 

La ecografía se realiza a través de un transductor muy delgado cubierto por una funda estéril. Se coloca dentro de la vagina y esto nos permite obtener imágenes muy claras de los órganos reproductivos (útero y ovarios) con alta definición y precisión.  Este estudio se puede realizar en diferentes momentos, por ejemplo en basal (cuando la mujer esta menstruando), al término de la regla (para evaluación del revestimiento interno del útero) o incluso múltiples veces durante un mes (cuando hacemos seguimiento de los folículos del ovario en un tratamiento de inseminación intrauterina o fertilización in-vitro).

Indicaciones

Para revisión en forma sencilla y rápida de los órganos pélvicos.

Útero: Podemos ver la posición, tamaño, forma, regularidad de sus paredes e incluso las características del endometrio (capa interna del útero), embarazos tempranos y descartar alteraciones muy comunes como los miomas.

Ovarios: Se puede valorar la posición, tamaño, número de folículos y descartar la presencia de tumores o quistes.

También nos brinda datos que complementan el diagnóstico de alteraciones como endometriosis (consiste en la aparición y crecimiento de tejido fuera del útero), infecciones, adherencias intrapélvicas.

Efectos secundarios o consecuencias

La exploración con ultrasonido es relativamente indolora y sólo toma unos pocos minutos para realizarse.

 

Sonohisterosalpingografía

 

¿Qué es? 

Es un procedimiento de ultrasonido ambulatorio simple y bien tolerado. Utilizado para detectar anormalidades en la forma del útero y del endometrio, así mismo nos permite evaluar de forma indirecta la permeabilidad de las trompas de Falopio.

¿Cómo lo hacemos?

Se puede realizar en el consultorio colocando a la paciente en posición ginecológica. Se le pide a la paciente previa limpieza vaginal. Se introduce líquido de solución fisiológica a través de una sonda muy delgada menor a 5 mm. El estudio se complementa con el uso simultáneo de un ultrasonido que nos permite valorar en tiempo real y de forma dinámica el interior del útero, así como el paso de líquido a través de las trompas.

El mejor momento para realizar el estudio es entre el octavo y el doceavo día del ciclo menstrual (previo a la ovulación), ya que es cuando mejor se puede visualizar el endometrio.

Indicaciones

  • Mujeres con infertilidad o pérdidas repetidas del embarazo.
  • Alteraciones en el patrón del sangrado menstrual.
  • Cuando queremos descartar alteraciones como miomas, pólipos, malformaciones uterinas o alguna otra alteración en el endometrio.
  • Evaluación indirecta de la permeabilidad tubaria.

Efectos secundarios o consecuencias

Es un estudio que se realiza de forma relativamente sencilla y muy seguro. Es una alternativa fiable a la histerosalpingografía convencional (HSG), que utiliza rayos-X y no hay radiación o material de contraste yodado.

 

 

Histeroscopia Diagnóstica

¿Qué es? 

Es un estudio de alta especialidad que consiste en la visualización directa de la capa interna del útero.

Solamente ginecólogos capacitados, que cuenten con la certificación y experiencia adecuada pueden realizarlo. Se lleva a cabo dentro del consultorio sin necesidad de anestesia ni preparación adicional.

¿Cómo lo hacemos? 

Se realiza mientras la paciente se encuentra recostada en la mesa de exploración en posición ginecológica. Se introduce una lente muy angosta menor a 5 mm a través de la vagina apoyándonos de un medio de distensión líquido como agua (solución fisiológica), esto con la finalidad de distender las paredes (disminuya la tensión) y tener una visualización perfecta del interior del útero con una duración promedio de 3 minutos. Idealmente este estudio hay que realizarlo cuando la mujer termina de menstruar pero antes de la mitad del ciclo, que es cuando la capa interna del útero no esta tan crecida y nos permite una revisión definida.

Indicaciones

  • Mujeres con infertilidad o pérdidas repetidas del embarazo.
  • Alteraciones en el patrón del sangrado menstrual.
  • Cuando queremos descartar alteraciones como miomas, pólipos, malformaciones uterinas o alguna otra alteración en el endometrio.

Efectos secundarios o consecuencias

Es un estudio que se realiza de forma ambulatoria, algunas pacientes presentan un cólico leve durante el estudio, sin embargo la realización del mismo por personal capacitado disminuye el riesgo de complicaciones.

 

Estudio de función de glándula tiroides

¿Qué es?

Los niveles de la hormona estimulante de la tiroides (Thyroid-stimulating hormone, TSH) son útiles para identificar los trastornos de la tiroides (glándula que tenemos a nivel del cuello), que pueden provocar problemas con la fertilidad, irregularidades menstruales y abortos espontáneos repetidos.

¿Cómo lo hacemos? 

El estudio se realiza por medio de una muestra de sangre que se toma directamente en su clínica. Para el caso de la mujer debe estar por lo menos con 5 hrs. de no haber ingerido alimentos. Los resultados le serán notificados cuando están normales a través de un correo electrónico y si se encuentran alterados su médico se pondrá en contacto con usted para darle oportuno seguimiento.

Indicaciones

  • Parejas con diagnóstico de infertilidad.
  • Parejas con pérdida repetida de la gestación.
  • Alteraciones en la menstruación.

Efectos secundarios

En general no existen problemas relacionados con la obtención de la muestra. En las mujeres infértiles, la prevalencia de enfermedad tiroidea autoinmune es significativamente mayor, comparada con un grupo de mujeres de la misma edad con tiroides normal. Si se consigue la implantación del ovulo fecundado, durante el primer trimestre de la gestación, las mujeres con anticuerpos antitiroideos elevados, es decir con enfermedad tiroidea autoinmune, tienen un mayor riesgo de aborto. Por ello es recomendable comprobar la función tiroidea y detectar los anticuerpos antitiroideos en todas las mujeres infértiles.
Enfermedad Tiroidea y Reproducción Femenina
Poppe K, Glinoer D, Tournaye H, Devroey P, Schiettecatte J, Haentjens P, Velkeniers B: Thyroid autoimmunity and female infertility.- Verh K Acad Geneeskd Belg; 2006,68,357.

 

Papanicolau

¿Qué es?

La prueba de Papanicolaou es la prueba de detección principal para el cáncer de cuello uterino y los cambios pre-cancerosos.

¿Cómo se realiza una prueba de Papanicolaou?

La prueba de Papanicolaou es un procedimiento que se usa para la obtención de células del cuello uterino con el fin de observarlas con un microscopio y así detectar si hay cáncer o pre-cáncer. El médico primero coloca un espéculo dentro de la vagina. Este instrumento de metal o plástico mantiene la vagina abierta, de manera que el cuello uterino pueda verse bien. Seguido se obtiene, mediante raspado ligero, una muestra de células y mucosidad del ectocérvix con una pequeña espátula.

Resultados de la prueba de Papanicolaou

Cuando el resultado del examen es negativo o normal significa que no hay señales de un cáncer de cérvix. Cuando el resultado es positivo o anormal significa que existe la presencia de células anormales, pero no necesariamente se trata de un cáncer y probablemente tampoco de una displasia (que es el crecimiento anormal aún no canceroso de un tejido). Al ser el resultado positivo, la mujer debe someterse a exámenes más profundos.

 El resultado anormal, puede deberse a:

  • Inflamación o irritación por la presencia de una infección a causa de herpes, levaduras, o Virus del Papiloma Humano (VPH).
  • Displasias cervicales que son indicadoras pre-cancerígenas, es decir, que en algún momento podrían convertirse en cáncer.
  • Señales de cáncer en la capa superior del cuello uterino.
  • Cáncer avanzado.

 

Espermiograma / Espermatobioscopía (para el varón)

¿Qué es?

Es un estudio que evalúa las características físicas, bioquímicas y microscópicas del semen.

Los resultados le dirán el número de espermatozoides en el semen (recuento), si son normales (morfología) y lo bien que se mueven (motilidad).  Un conteo bajo de espermatozoides puede ser causado por ciertos medicamentos o un problema médico, como conductos bloqueados, bajo nivel de testosterona o una condición en la cual el esperma viaja hacia la vejiga. La fiebre también influye en la disminución del conteo de espermatozoides.

Algunos hombres tienen suficiente cantidad de espermas, pero estos no pueden nadar lo suficientemente bien para llegar al óvulo. Además, los espermatozoides que no son normales en la forma no son capaces de penetrar y fertilizar al óvulo. Su médico está capacitado para tratar muchos de estos problemas.

¿Cómo lo hacemos? 

Su médico le pedirá que proporcione una muestra de semen. La muestra se recolecta mediante el método de masturbación en una cómoda habitación privada de su clínica. Se le otorgará un vaso de espécimen estéril.  Otra opción es recoger su semen en casa. Debe entregar en su clínica la muestra dentro de los primeros 45 a 60 minutos después de la colecta. Hable con su médico acerca de las instrucciones para el transporte de la muestra. Si los resultados no son normales o la muestra no es concluyente es necesario repetir esta prueba.

Indicaciones

  • Parejas con diagnóstico de infertilidad.
  • Deseo del varón de conocer el estado de su semen.

Efectos secundarios

En general no existen problemas relacionados con la obtención de la muestra.

Se considera conteo bajo de espermatozoides cuando existen menos de 20 millones de espermas por mililitro eyaculado. El rango normal va de 40 a 300 millones.

La motilidad describe el movimiento de los espermatozoides. Una motilidad baja reduce la capacidad de los espermatozoides para alcanzar y fertilizar al óvulo, especialmente si su conteo de espermatozoides es bajo. En una muestra normal de semen, aproximadamente la mitad de los espermatozoides tienen movimiento apropiado.

Un espermatozoide normal tiene una cabeza ovalada, abdomen delgado y una cola que se desplaza en un movimiento ondulatorio. El esperma que no tiene estas características puede no ser capaz de nadar con eficacia o de penetrar al óvulo.

Usted debe abstenerse de tener relaciones sexuales al menos de 3 a 5 días antes del análisis, pero no más de una semana. Consulte con su médico para ver si hay algunas otras recomendaciones específicas para su caso.

Los resultados del estudio están disponibles el mismo día.